05
May

Las bandas de música cofrade piden a la Junta un protocolo que permita continuar sonando

Un total de 74 formaciones  de  música cofrade de la comunidad autónoma solicitan a la Junta de Castilla y León la elaboración de un protocolo que permita el retorno a su actividad, ensayos y formación musical

Las bandas de música cofrade segovianas se han unido a la petición de las formaciones de toda Castilla y León para  solicitar a la Junta de Castilla y León la elaboración de un protocolo que permita a estas formaciones musicales retomar su actividad y los ensayos con las medidas de seguridad e higiénico sanitarias adecuadas.

Los promotores de la iniciativa destacan que la música cofrade en Castilla y León es un elemento muy importante en las celebraciones de la Semana Santa de nuestra comunidad, y se desarrolla desde distintas formaciones musicales pertenecientes tanto a Cofradías y Hermandades, como a Asociaciones Culturales.

Además, recuerdan que no solo  engloban actos procesionales, sino que también realizan una activa labor social con su colaboración con Organizaciones no Gubernamentales sin ánimo de lucro o Bancos de alimentos de la región. Al mismo tiempo, se destaca que dentro de estas formaciones se promueve el aprendizaje musical en sus componentes.

Las limitaciones y medidas del Gobierno autonómico para frenar la expansión de la pandemia considera los ensayos de estas formaciones como “reunión social” con un límite de 4 personas por lo que no es posible desarrollar dicha actividad, poniendo en peligro de su continuidad, apuntan.

Con el objetivo de evitar que esta actividad cultural y formativa corra el riesgo de desaparecer, un total de 72 bandas de la comunidad autónoma han registrado de forma conjunta una solicitud dirigida a las Consejería de Sanidad y de Cultura y Turismo para que la administración elabore un protocolo que permita el retorno a los ensayos de las formaciones de música cofrade con la seguridad, tanto jurídica como higiénico – sanitaria, que la situación actual requiere.

Los promotores de dicha iniciativa destacan que otras comunidades sí existe un protocolo similar, por ejemplo el publicado por la  Junta de Andalucía, comunidad con una tradición cofrade tan arraigada como en Castilla y León.

A esta petición se han unido formaciones musicales cofrades de todas las provincias de la comunidad, repartidas de la siguiente manera: Ávila: 1; Burgos: 3; León: 17; Palencia: 5; Salamanca. 8; Segovia: 10: Soria: 1; Valladolid 23 y Zamora: 6.

Por último, los impulsores de este movimiento que ha unido a las bandas de Castilla y León señalan que existen eEstudios científicos como el de la Universidad de Friburgo sobre la práctica musical con COVID, indican que dicha práctica es segura con las condiciones de distancia de seguridad y ventilación necesarias y apuntan que las orquestas sinfónicas de música o las escuelas de música sí les está permitida su actividad y confían en que desde la Administración regional sean sensibles con la música cofrade y faciliten su continuidad.